Estas sencillas reglas de uso o buenas prácticas te permitirán recibir pagos con tarjeta en tu negocio sin correr riesgos.


1. No debes aceptar pagos con una tarjeta de débito o crédito si no esta firmada, esta vencida o de cualquier forma parece haber sido alterada.

2. Asegúrate en todo momento de que tu cliente es el titular de la tarjeta con la que paga. Para ello, solicita una identificación oficial y confirma que los nombres y/o firmas de la tarjeta coincidan con las del documento recibido. Si sospechas que la tarjeta puede no ser de tu cliente, no aceptes el pago.

3. Asegúrate que la firma en la pantalla del teléfono o tableta es la misma que la que tiene la tarjeta en la parte posterior.

4. No debes aceptar pagos que no sean por una operación directa entre tú y el Tarjetahabiente o aceptar cualquier pago del que tengas o debas tener conocimiento de que es fraudulento o que no se encuentra autorizado por el Tarjetahabiente.

5. Debes incluir la cantidad total de los bienes y servicios adquiridos en un solo pago.

6. No debes duplicar transacciones y serás responsable por la duplicación de transacciones, así como de cualquier contracargo que pueda resultar como consecuencia de la duplicación. Si tienes duda de la aceptación de alguna transacción ve a tu historial y consulta el estatus.

7. Debes dejarle claro a tus clientes cualquier limitación o restricción en la devolución de la mercancía al momento del pago.

8. No debes procesar pagos con el propósito de obtener o entregar, directa o indirectamente, dinero en efectivo al Tarjetahabiente.

9. No debes aumentar cantidad alguna al precio de los bienes o servicios ofrecidos como una condición para aceptar como medio de pago una tarjeta de crédito o débito.

10. Estás obligado en todo momento a aceptar cualquier tarjeta sea de crédito, débito o prepago American Express, Visa, MasterCard o Carnet sin discriminación alguna.