Los pagos con las tarjetas de tus clientes pueden ser rechazados por varios motivos. Cuando una venta sea rechazada debes seguir los siguientes pasos:


1. Pedirle a tu cliente que se comunique con su banco para conocer los motivos del rechazo y solicitar que le aprueben la compra

2. Intentar la transacción nuevamente

3. Si la tarjeta es rechazada nuevamente, la transacción no podrá realizarse. Debes solicitar a tu cliente otra forma de pago y sugerirle que se comunique con su banco para aclarar la situación.